Electrólisis salina

La electrólisis salina es un principio simple que se parece al comportamiento del mar y su ecosistema.

Es una simple reacción de electrólisis a partir del agua de la piscina con una ligera concentración de sal, 4 gramos por litro (concentración 9 veces menor que la del agua del mar). Mediante la aportación de una pequeña corriente eléctrica a través de unos electrodos de titanio recubiertos por unos minerales patentados que forman la célula de producción se transforma la sal del agua de la piscina en: hidróxido sódico, cloro gas y oxigeno. Estos dos últimos son unos potentes desinfectantes.

El cloro gaseoso y el oxígeno destruyen todos los microorganismos del agua al pasar estos por la célula de producción y aporta al agua de la piscina un nivel de cloro libre correcto. El cloro activo de elimina bajo los efectos de los rayos UV solares y se renueva constantemente por la célula de producción sin que sea necesario ninguna intervención por parte del usuario.

Es importante para que este sistema de desinfección funcione correctamente y tenga un buen rendimiento mantener el PH de la piscina entre 7.2 y 7.4, por ese motivo es recomendable instalar un equipo de dosificación automática del PH con cualquier sistema de electrólisis salina.

En Gaudí Piscinas solo trabajamos con primeras marcas, por ese motivo distribuimos e instalamos y somos servivo técnico la marca: Zodiac, Sugar Valley e Idegis, dependiendo de las necesidades de la piscina.

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios.

Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas.

El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Politica de cookies

Política de cookies +